sábado, 27 de septiembre de 2008

Cádiz y su costa

Este verano también pasé unos días en Cádiz. Esta ciudad me recuerda de inmediato a una ciudad colonial, con sus estrechas y largas calles y con el colorido de sus edificios.

Cádiz es una ciudad para pasear y perderse por sus calles, para ir descubriendo a nuestro paso las maravillas que nos encontramos como la Catedral, la playa de La Caleta, la plaza de España... Eso sí, paciencia y mucha a la hora de comer porque tranquilamente puedes tardar 2 horas en terminar, pero también es verdad que todo está muy rico.

Algo que uno no se puede perder en esta ciudad es contemplar el atardecer. Es precioso ver como el Sol se va escondiendo poco a poco en el Mar.

Y si queréis ver unas vistas preciosas de la ciudad os recomiendo que visitéis la Torre Tavira y de paso conocéis la Cámara Oscura donde podréis disfrutar de un singular recorrido por toda la ciudad. De verdad que es muy interesante.

Por otro lado, no podéis dejar de visitar Sanlúcar de Barrameda y sus carreras de caballos en la playa, Jerez de la Frontera y sus bodegas, las ruinas de Baelo Claudia en la playa de Bolonia, Vejer de la Frontera, el Parque de Doñana y realizar la Ruta de los Pueblos Blancos.






2 comentarios:

Samuel Villena dijo...

A mí me encantó Cádiz cuando la conocí. Lugar maravilloso para pasar una temporada relajada y preciosa.

Me encantó eso de que haya barcos como transporte público, jaja.

sproket99 dijo...

La foto de la puesta de sol es brutal, guapa. Y la de la calle con las terracitas es muy chula también.

Aunque de Cádiz, la verdad es que ni idea, sólo estuve durante 3 o 4 horas en la ciudad y más por accidente que por otra cosa.

Un beso.